SERVICIO DE FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

La fisioterapia es el arte y la ciencia del tratamiento físico, es decir, el conjunto de técnicas (masaje, estiramientos, movilizaciones, vendajes funcionales, drenaje..) que alivian, previenen, recuperan y readaptan a los pacientes susceptibles de recibir tratamiento físico.

La osteopatÍa es una terapia alternativa complementaria que enfoca el diagnóstico y tratamiento del paciente desde un punto de vista global, interrelacionando su estructura externa (huesos, músculos, tendones, postura…), su estructura interna (órganos, vísceras, digestión…) y su sentir emocional. Se basa en que el cuerpo posee todos los elementos necesarios para autorregularse y curarse. El osteópata ayuda en ese proceso, usando como medio la terapia manual, el tacto y la sensibilidad.

En el Centro Familiar de Salud disponemos de fisioterapeuta y osteópata. Ambas disciplinas comparten herramienta principal: la terapia manual. La fisioterapia tiene como objetivo principal tratar el síntoma (calambres, contracturas, esguinces, lumbagos, dolores de cuello, de espalda, bruxismo…), mientras que la osteopatía, además, intenta comprender la causa que ha llevado al cuerpo a la lesión (posturas, tensiones mantenidas, desequilibrios corporales, accidentes) y las diferentes consecuencias que acarrea: desajustes metabólicos (estreñimiento, vértigos, dolores de cabeza, cansancio crónico…) y desórdenes emocionales (estrés, ansiedad, limitaciones…

¿En qué te puede ayudar este tratamiento? Es muy efectivo en traumatismos, problemas posturales (lumbagos, dolores de esplada, cervicales, dolores de cabeza, esguinces…) y problemas viscerales (estreñimiento, malas digestiones, dolores de cabeza, cansancio crónico…) También es muy interesante en el embarazo (lumbagos, ciáticas, dolores en el costado, preparación al parto…), en el bebé (tortícolis congénita, cólicos, presentaciones complicadas en el parto..) y en el niño como prevención de futuras patologías. Y por último, en los casos en los que sin existir desequilibrio, la persona quiere mantener su estado de bienestar.